Seleccionar página

Al igual que muchos de nosotros, Stephen Hawking se preguntó cómo había iniciado el universo, si incluso había un inicio o si había un final y dedicó su vida a encontrar una explicación a estas preguntas. Fue sin duda un excelente científico, al igual que muchos ahora, pero lo que considero que lo hizo brillante fue su capacidad de comunicar su trabajo a toda la humanidad, haciendo a todos parte de sus avances científicos. Esta labor de divulgación es igual de dura que hacer investigación misma, no cualquiera tiene la capacidad de explicar qué es la Teoría Cuántica, la Teoría General de la Relatividad y los agujeros negros de tal forma que todos nos sintamos capaces de comprender cómo funciona nuestro universo. Si quieren saber a lo que me refiero, lean su libro “Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros”.

Hawking también se distinguió por cuestionar sus propias ideas y conclusiones de manera pública, otra cualidad que yo considero brillante. Desafiar nuestras propias ideas y creencias requiere valentía, y sabemos que no cualquiera está disupuesto a hacerlo.

Hasta siempre Stephen. Gracias.

Autor: Sara Coutiño de León

A %d blogueros les gusta esto: